Galería de fotos

ALQUILERES EN EZEIZA

Dentro del Municipio de Ezeiza, en una zona lindante con el partido de Esteban Echeverría y a corta distancia de la bajada de la autopista que conecta con la ciudad de Buenos Aires, se encuentra Canning, la localidad que rompió el molde y desafió a la crisis económica.
Zona histórica de barrios cerrados, -los más antiguos cumplieron 40 años de antigüedad- contabiliza en la actualidad más de 40 emprendimientos urbanos y generó en los últimos años una explosión inédita de proyectos.
Números que asombran
Canning no es una tendencia sino que es un hecho, afirman los principales referentes de la zona. Algo que se nota en todos los ámbitos, gracias al crecimiento de su zona comercial y del crecimiento de su infraestructura, pero que mucho más se nota en el espectacular crecimiento de la cantidad de barrios cerrados que se inauguraron estos últimos años.
Lucas Savaglio, broker de la Unidad de negocios especiales de la inmobiliaria Toribio Achával, fue quien aportó los datos más espectaculares. El primer dato es contundente “En el último año y medio vendimos 1.250 lotes”, afirma mientras cuenta que junto a a la desarrolladora Caputo Hermanos vendieron en los últimos años seis emprendimientos completos bajo el sistema de Fideicomisos al costo INCO.

¿Cuál es el secreto del éxito?. Tal vez los bajos costos de los terrenos que se comercializan desde los u$s 14.500, tal vez las facilidades de pago que implican planes de 36 cuotas con un 30 % en efectivo al inicio, tal vez el sistema de comercialización que atomiza los riesgos dado que no se comienza al proyecto hasta que no se vende el 100 % de los lotes. Tal vez. Pero quizás la clave la tenga Savaglio quien se anima a señalar, “lo importante es saber detectar necesidades insatisfechas en el mercado y la gente de Caputo Hermanos supo detectarlas y el mercado respondió”. Luego sigue sorprendiendo con números, “el caso del barrio Santo Domingo se comercializó en su totalidad -240 lotes- en 40 días en pleno conflicto con el campo y el proyecto que acabamos de lanzar, la segunda etapa de Horizontes al Sur, vendió 275 lotes de un total de 286 en un tiempo similar, la mitad durante la preventa. Ya estamos preparando la tercera para marzo”, cuenta.

Respecto del target del comprador, las opiniones son coincidentes, jóvenes de entre 30 y 45 años, la mayoría provenientes de la Ciudad de Buenos Aires, con buenos ingresos y muy buenas proyecciones, pero poca historia de ahorro a quienes este tipo de emprendimientos les ayuda a conseguir el terreno y luego comenzar a construir.

Sergio Lanzafame