Galería de fotos

TRANSPORTE PÚBLICO: SEIS VEHÍCULOS RETENIDOS EN EZEIZA, CUATRO ERAN ILEGALES

La Comisión Nacional de Regulación del Transporte -CNRT-, organismo dependiente del Ministerio de Transporte, inició un proceso de fiscalizaciones en zonas críticas y realizó un operativo especial, mediante un equipo táctico, en el aeropuerto internacional de Ezeiza. En los controles se retuvieron varios colectivos que trasladaban pasajeros sin contar con la habilitación correspondiente. Quedaron retenidos.

Desde el día de ayer, la CNRT realiza operativos especiales mediante una unidad táctica de fiscalización en el aeropuerto internacional de Ezeiza. En total se controlaron 37 vehículos, tanto de cargas generales como de pasajeros, 6 de ellos fueron retenidos: dos vehículos de cargas que no contaban con licencia profesional ni inscripción en el Registro Único de Transporte Automotor –R.U.T.A-; los otros cuatro vehículos se trataban de transporte de pasajeros que no se encontraban habilitados para realizar el servicio y lo hacían de forma clandestina. Además, otros 6 vehículos resultaron infraccionados por diferentes inconsistencias.

En este sentido, los fiscalizadores de la CNRT cuentan con dispositivos electrónicos inteligentes de fiscalización (PDA), que permiten cargar todos los datos referidos a los aspectos de seguridad de las unidades: estado de matafuegos, cinturones de seguridad, neumáticos, etc., permitiendo contar con la información en línea al momento de finalizar la fiscalización, reduciendo los tiempos en los controles y permitiendo inspeccionar tanto vehículos como conductores profesionales de forma ágil.

El órgano de control prevé realizar este tipo de fiscalizaciones en zonas críticas, en donde puede circular el transporte ilegal o clandestino. Es necesario mencionar que estos vehículos no cuentan con ninguna medida de seguridad para el pasajero. Son vehículos que no tienen revisión técnica, por lo que carecen de la aptitud necesaria para el traslado y no poseen todo los complementos obligatorios en caso de una eventualidad: salidas de emergencia, matafuegos, control de velocidad, etc. Además no cuentan con seguro: en ese caso y ante cualquier inconveniente el único perjudicado es el usuario. Por otra parte, los choferes no poseen la aptitud del conductor profesional, ya que no tienen la certificación médica adecuada.

El director ejecutivo de la CNRT, Pablo Castano, aseguró: “”El propósito de la CNRT es servir y salvar vidas. Se ha terminado la discrecionalidad y hemos eliminado cualquier posibilidad de perdón a quienes no cumplan con las normas. La línea de gestión es clara: fiscalizar absolutamente todos los vehículos posibles y realizar el protocolo en forma integral en cada gerencia del Organismo.”

De este modo y con este nivel de exigencia, la CNRT trabaja cada día en pos de evitar accidentes y garantizar la seguridad en los viajes.

 Fuente: COMUNICACIÓN E INSTITUCIONALES
Comisión Nacional de Regulación del Transporte